Buzios

Buzios es uno de los lugares más elegidos por los turistas y buceadores para vacacionar y bucear en Brasil. Es una villa de pescadores paradisiaca con bellísimas playas de arena blanca y aguas cristalinas, que se combinan con los lujosos hospedajes y actividades náuticas.

Lo mejor de todo es que puedes visitarlas durante todo el año, pues la temperatura anual es de 28º, un clima ideal para nunca dejar de veranear, practicar surf o paseos en banana bot, kayak y por supuesto buceo.

Lugares de Buceo en Buzios

Las aguas cristalinas y su vida marina hace de Búzios se un verdadero acuario. La temperatura promedio bajo el agua gira alrededor de los 22 grados, mientras la visibilidad ronda entre las 12 y 15 metros, creando condiciones perfectas para que buceadores principiantes y avanzados descubran su belleza.

Para la práctica del buceo libre (snorkeling) son las costas rocosas de las playas de João Fernandes, João Fernandinho, del Forno, Azeda y Azedinha, con poca profundidad.

Para el buceo con Scuba, uno de los mejores sitios oceanicos es la Ilha da Ancora (Isla del Ancla), a seis millas de la costa, entre media hora y 50 minutos en lancha.

La isla ofrece abrigo de los vientos y corrientes durante casi todo el año, lo que garantiza aguas transparentes, con excepción del mes de mayo, cuando los vientos son más fuertes y la visibilidad puede verse afectada. Otros puntos más buscados son las islas Gravatás, Filhote e Ilha Feia.

Toda la costa buziana es rica en vida marina – uno de los motivos es el fenómeno de la resurgencia, la presencia de corrientes oceánicas heladas venidas de la Antártica y que traen ricos nutrientes. Persiguiéndolos llegan peces grandes como la garoupa o mero y la raya gigante. Frades, anchoas, barracudas y hasta tortugas verdes también pueden verse, además de muchos corales.

Mejores playas de Buzios

Playas Azeda e Azedinha

Estas playas contiguas son consideradas una de las mejores para refrescarse en un día caluroso. Esto se debe principalmente a los caminos para acceder a ella, las bellísimas vistas con un estilo más “salvaje”, la tranquilidad de las olas y la gran variedad gastronómica.

Tartaruga

Tal y como su nombre lo indica en esta playa es muy común ver tortugas marinas muy cerca de sus costas, aunque para verlas deberás sumergirte en el mar, pues no suelen salir mucho a la superficie. Aquí puedes practicar surf a remo en el mar y vóley o paddle en las costas.

Playa Brava

Para los que buscan algunas aguas más rebeldes y un ambiente jovial, este es la playa indicada. Brava es elegida por los grupos de personas más jóvenes en donde la música, la fiesta y las olas picadas son una postal.

Muchos de los turistas que la han visitado dicen que se forma un ambiente muy similar a Valencia o Ibiza, pues muy cerca de sus costas se encuentra Rocka, un club bastante exclusivo.

Ferradura

El nombre de la playa se debe a la forma en herradura que se forma en sus costas. Es una de las playas más pequeñas y con aguas tranquilas. Casi no hay olas, por lo que se convierte en un lugar ideal para los más pequeños.

Muy cerca de esta playa puedes encontrar todo tipo de alojamientos, desde los más lujosos a los más simples y económicos.

Geribá

Esta playa de más de dos kilómetros de extensión se caracteriza por ser tranquila, por lo que, si tienes fobia a los tumultos, este sitio es el ideal. Muy cerca de ella puedes encontrar hoteles y posadas para alojarte. A esta playa suelen llegar grupos de gente jóvenes para practicarsurf.

Joao Fernandes

Otra de las playas elegidas para disfrutar en familia es la Joao Fernandes, rodeada de una gran oferta hotelera y gastronómica. Una de las actividades preferidas de la gente que la visita son los paseos en taxis marítimos que salen desde el puerto y pasan por todas las playas.

Forno

Por último, Forno es una pequeña playa con olas tranquilas, poca gente y un paisaje bellísimo. Es una de las menos frecuentadas por los turistas. Muy cerca de ella cuentas con cuatro opciones de hoteles para hospedarse.

Comments are closed.