Como convertirse en Instructor de Buceo

Convertirse en Instructor de buceo, es la mejor decisión que una persona puede tomar, sin dudas y más allá de los objetivos inherentes, siempre lo recomendamos, lo hemos pasado y ese amor y fuerza que da el buceo, ha guiado nuestras vidas para siempre.

Instructor Alejandro García Arias

Si hay algo que distingue está actividad es la pasión de las personas que se involucran, donde la mayoría no mide esfuerzos e inversión para llevar a cabo el anhelado sueño de convertirse en un Instructor de buceo, tener la escuela de buceo propia o buscar el desarrollo profesional de la actividad en algún centro de buceo en su país o el exterior.

Mucho se habla también y se hablará de lo que las personas buceadoras necesitan, en caso de querer serlo, para poder formarse y convertirse en un verdadero instructor de buceo internacional.

Estándares para la carrera de instructores de buceo recreativo, encontramos muchos y muy buenos por cierto, con un detalle casi perfecto de los requisitos, necesidades y procedimientos a llevar a cabo por los candidatos para lograrlo de la mejor manera. Pero siempre, más allá de los contenidos y la formación técnica, hay algo tanto o más importante, lo humano.

Funciones de un instructor de buceo.

Sin lugar a dudas, estamos hablando de uno de los trabajos más emocionantes que podemos vivenciar, donde seremos los guías para que las personas puedan experimentar el fascinante cambio de medio ambiente, el increíble proceso inmerso de respiración a través de un regulador y la espectacular interacción con la fauna y topografía subacuática. Donde lo que se llevarán grabado en su retina, seguramente le cambiará la vida para siempre.

Trabajar como Instructores de Buceo, implica desarrollar actividades diversas, desde coordinación de las operaciones de buceo, traslados de equipos hasta
cargas de aire y desde bautismos de buceo y cursos, hasta la organización de viajes de buceo. Todas incumbencias con experiencias de vida de gran intensidad, de descubrimiento, de exploración, de vívencias inolvidables. Son momentos que nos provocan un antes y un después, luego de descubrir el buceo, ya nada será igual para nuestros alumnos, su percepción del mundo cambia y se transformarán en más defensores de su ambiente y conscientes de las maravillas que lo rodean.

Las funciones de los Instructores de buceo y los alcances de su certificación, están determinadas por standards internacionales y más allá de la agencia certificadora, las funciones son bastantes similares. Con respecto a los alcances de los Instructores de buceo formados por nuestra escuela de buceo Oceanica en la agencia Alemana PDA Professional Diving Association, lo pueden ver en el link de Abajo.

Sabemos que muchos de los que tuvieron su primer contacto con el buceo, no lo abandonarán jamás, ya sea de forma amateur como profesional, como también sabemos que muchos de los que han tenido una mala experiencia, se alejaran irremediablemente en la mayoría de los casos, y acá radica la importancia de formar instructores de buceo capacitados, con una buena actitud y una humanidad al servicio de las personas

Que es necesario para ser instructor de buceo?

Una de las preguntas más frecuentes que escuchamos es ¿Qué tengo que hacer para ser instructor de buceo? Por lo cual, podemos decir, que de los requisitos para ser Instructores de Buceo, creo podríamos hablar mucho tiempo en nuestra actividad y debatir largamente sobre cuáles son las características más importantes que debiera tener y porque proceso debiera pasar un buceador para ser Instructor de buceo, y sin lugar a dudas sería muy enriquecedor y con respecto a ello, nuestra agencia PDA Professional Diving Association, nos brinda una serie de requisitos y lineamientos que nos sirven como referencia y que los podemos encontrar en el link de abajo.

Pero en un mundo de tantas complejidades y exigencias, siempre trate de que lo esencial no se me torne borroso y que me pueda exponer a perder el foco, desviando mi crecimiento y optimización de los recursos. Sostengo que debemos esforzarnos por revalorizar los conceptos simples y sólidos en la formación de instructores de buceo y a partir de ahí, que puedan sumar lo necesario para mantenerse en el sistema y seguir su evolución personal y profesional.

Y aquí expongo lo que creo es el requisito más importante para convertirse en buceador y mucho más para ser un profesional además por supuesto de los requisitos mínimos expuestos por la RSTC o entidades similares, y es simplemente poseer el don de Cuidar.

El don de Cuidar es una capacidad intrínseca de la persona, se puede potenciar, pero no se puede fabricar, crear, imponer ni mucho menos aparentar tenerlo, ya que no se podría sostener en el tiempo. Va por un camino paralelo a si soy un instructor de pulida técnica o no, o si tengo una excelente metodología, las cuales son aptitudes muy importantes a adquirir y potenciar, pero la diferencia radica en que estas últimas se pueden lograr con entrenamiento y capacitación y la primera lamentablemente a mi entender no .

Juan Larbán Vera, Psiquiatra y Psicoterapeuta, propone varias concepciones sobre lo que considera cuidar, pero me quedo con ésta por considerarla la más cercana para nuestra actividad:

“Cuidar de alguien significa tratar de responder a sus necesidades esenciales; significa también y sobre todo, proporcionarle, o mejor todavía, ayudarle a encontrar las herramientas necesarias (internas y externas) para que él mismo sea capaz de responder a ellas por sí mismo, sin necesidad de un cuidador. En el fondo, se trata de buscar la autonomía en la resolución de las necesidades del sujeto que cuidamos.»

La percepción de las necesidades y sobre todo la respuesta a las necesidades del otro –sujeto necesitado de cuidados– varían según la profesión en el caso del cuidador profesional.

Juan Larbán, también expresa que sólo es posible responder a las necesidades esenciales del otro si se dan dos premisas.

“Primera: La capacidad de atención, de escucha o, mejor dicho, de receptividad del otro.
Segunda: La competencia profesional para resolver dichas necesidades.

Ambas características deben darse en el cuidador, puesto que podría haber competencia técnica, pero no haber competencia ética ni relacional; y viceversa”.

Después de lo que leímos, seguramente comenzaremos a preguntarnos si somos poseedores de esa capacidad o Don como yo le llamo.

Como saber si tengo la capacidad de cuidar?

Bueno he definido un procedimiento simple para que podamos testear nuestra capacidad de cuidado y lo establecí, haciéndonos una sencilla pregunta:

Cada 2 o 3 respiraciones que realizo mientras buceo, me sobreviene un impulso de observar a mi dupla, alumno/s en curso o buceadores a los cuales guío, para conectar con su mirada en lo posible, leer su cuerpo y estar atento a su integridad?

Seguramente a muchos les puede parecer una supervisión exagerada y cada uno puede tener opiniones diferentes, pero más alla de la frecuencia de conexión visual , muchas veces determinada también por las condiciones de buceo, lo importante es sentir el impulso y mejor aún, respetarlo.

Lo simple ilumina el camino a seguir y es ahí donde puedo encontrar muchas respuestas.

Puede pasar que en realidad, no estemos carentes de ese Don, sino que no fuimos incentivados en darle valor o hasta en muchas ocasiones en descubrirlo, pero la mayoría de las veces sí está y al encontrarlo, produce la gran la diferencia que provoca la simpleza. Me ubica en mi lugar como profesional y cuando yo encuentro mi lugar, lo demás se acomoda mejor.

Es importante detectar cuando incurrimos en el error de desasistir a las personas debajo del agua, ya sea por sobreestimar sus reales capacidades o con la idea de que exponerla le dará mayor capacidad resolutiva, cuando en esos casos, el instinto de supervivencia puede primar y sabemos que no es lo mejor para un buceador.

No nos guiemos por el aspecto de las personas, quizás fuera del agua pueden mostrarse decididas, capaces, fuertes, pero debajo del agua, todos los planos cambian, todos necesitamos, cada uno en su nivel evolutivo como buceadores, diferentes grados de contención.

En los años que llevo como Guardavidas e Instructor de buceo, me encontré con muchas personas que antes de ingresar al agua para refrescarse o antes de iniciar un bautismo, me hablaron de su miedo al agua, motivo por el cual me propuse consultarles a cada uno de ellos si habían tenido una experiencia traumática. Un gran porcentaje me lo confirmo y el que podía hablar un poco más sin angustiarse demasiado, al preguntarle que recordaba de la situación de casi ahogamiento, dejaba ver que la persona que lo debía cuidar, dícese familiar, profesor de natación o amigo, fueron los que lo expusieron.

Aumentando mi potencial de cuidado, disminuye la inseguridad del buceo. Al igual que evitando decisiones unilaterales, y sin que sean consensuada por el equipo profesional. Lo obvio no es obvio, consulte todo lo que crea necesario y tome cada buceo como si fuera el primero.

Cuánto cuesta el curso de Instructor de buceo?

Los precios pueden rondar con certificación incluida entre los USD1000 a los USD3500, según la certificadora elegida y la forma de pago.

Los valores de los cursos de Instructor de Buceo, pueden variar de acuerdo a la agencia certificadora de buceo, y podemos decir que las que cuentan con más años en el mercado y son más conocidas, tienen precios más altos, independientemente de que la calidad del curso pueda ser la misma que las ofrecidas por otras agencias.

Por éste motivo, alentamos a los interesados a evaluar las diferentes variables  y objetivos personales para poder decidir. Si la persona tiene como objetivo buscar trabajo internacionalmente, recomendamos buscar una certificadora de presencia en todos los países y con materiales en todos los idiomas, así como si el objetivo es crear su propia escuela, se deberá tener en cuenta principalmente que la certificadora sea Internacional, perteneciendo a las entidades de control de estándares más importantes.

También es importante para cumplir con las exigencias reglamentarias de cada país, si es necesario adquirir también, una certificación de buceo de validez nacional. Por ejemplo en nuestro país, para desarrollarse como Instructor se debe ser también Instructor Nacional de Buceo, reconocido a través de alguna entidad inscripta en la Prefectura Naval Argentina.

En nuestros cursos de Instructor de buceo, se otorgará la certificación como Instructor internacional de buceo o Scuba Instructor Nivel 2 Normas ISO 24802-2 con reconocimientos de las organizaciones de control de calidad a nivel internacional como la RSTC – Recreational Scuba Training Council, que nuclea a las agencias más reconocidas de buceo recreativo en los diferentes continentes,  así como también de la EUF – European Underwater Federations.

Con nuestra certificación, tambien se podrá gestionar la Matrícula como Instructor Nacional de Buceo reconocida por la Prefectura Naval Argentina. Para conocer más de nuestra agencia certificadora en Argentina, ingrese al link de abajo.

Siempre que hablamos de referencias económicas, tenemos que diferenciar precios de valor. Ya que el precio de algún servicio o producto se paga una vez y el valor debe permanecer para siempre. Creemos que los cursos de Instructor de Buceo, están vinculados a un gran valor en la mayoría de los casos. Para conocer los precios de nuestro curso de instructor de buceo ingresar al link de abajo.

Comments are closed.